Inicio / Noticias de Aerolíneas / Ryanair prueba en Barcelona los vuelos con escalas sin facturar
ryanair-aircraft-(12)

Ryanair prueba en Barcelona los vuelos con escalas sin facturar

Según informa El País, citando a la prestigiosa publicación británica FlightGlobal, Ryanair ha iniciado conversaciones con el aeropuerto de Barcelona para probar la utilización de El Prat como hub.

¿Qué significa esta prueba? Hasta ahora, como todos los viajeros sabemos, Ryanair sólo ofrece vuelos punto a punto. Es decir, viajo de la ciudad X a la ciudad Y, directo. Si luego quiero ir desde la ciudad Y a la ciudad Z, aunque sea también con Ryanair, tengo que hacer otra reserva y al llegar al destino intermedio debo recoger mis maletas y facturar otra vez, con el engorro que eso supone en tiempo y molestias.

¿Qué ventajas tiene para Ryanair el operar sólo vuelos punto a punto, como hace ahora mismo? Muchas. Para empezar simplifica el handling, que es la gestión de los equipajes. Ahora todas las maletas van desde facturación directas al avión y del avión directas a la cinta de recogida, sin complicaciones ni personal extra para mover maletas de un avión a otro. Además los sistemas de reservas informáticos son más simples y baratos. No se necesita personal de tierra extra encargado de la gestión de pasajeros en tránsito. No se necesita personal responsable de negociar y acordar códigos compartidos con otras compañías.

Por otro lado, el operar exclusivamente vuelos punto a punto tiene como aspecto negativo que dificulta el que posibles viajeros interesados en vuelos con escalas usen más sus vuelos, lo que repercute, al menos teóricamente, en menos ingresos y menores ocupaciones de los vuelos. Perjudica especialmente a aquellos pasajeros que pretendan ir desde un aeropuerto no principal a otro aeropuerto no principal. Tomemos el ejemplo de los vuelos Vigo-Marrakech. No hay vuelos directos Vigo-Marrakech ni en Ryanair ni en ninguna otra compañía. Y es probable que no los haya en el futuro más cercano por un motivo de insuficiente demanda.

Sin embargo con las compañías del grupo IAG (en este caso Iberia, Iberia Express y Vueling) sí puedo hacer una única reserva Vigo-Marrakech: facturar en Vigo, hacer escala en Madrid o Barcelona sin recoger equipaje, y llegar a Marrakech donde recojo mis maletas. Con Ryanair debo hacer dos reservas distintas, cuadrar yo mismo los horarios, recoger mi equipaje en Madrid, volver a facturar las maletas en Barajas, pasar otra vez la seguridad y luego montar en el nuevo avión hasta llegar al destino. En resumen, mucho más complicado y molesto. ¡Y además si hay problemas de horario en el primero de los dos vuelos, un retraso por ejemplo, la aerolínea no asume ninguna responsabilidad sobre el enlace perdido ya que no vendió un sólo billete de avión sino dos billetes independientes!

Originalmente ninguna compañía low cost operaba vuelos con escalas por los costes y complicaciones que hemos descrito anteriormente.

Su objetivo eran los vuelos baratos y se reducían los gastos entodos los aspectos posibles para ofertar las mejores tarifas. Por como le han ido las cosas a Ryanair en los últimos 15 años, no se puede decir que su apuesta por operar exclusivamente vuelos punto a punto haya sido un fracaso. Ryanair es sin duda un ejemplo de éxito a nivel mundial. Sin embargo desde hace unos años varias aerolíneas low cost han empezado a implementar los vuelos con escalas, entre ellas Vueling y Norwegian. Los avances en gestión de handling y los avances en los sistemas informáticos de reservas les han hecho considerar que los nuevos costes que suponen los vuelos con escalas eran lo suficientemente bajos para poder absorberlos. Y Ryanair debe pensar que el momento ha llegado. O al menos quiere probarlo.

Así que en los próximos meses, probablemente desde finales de verano de 2016, Ryanair acometerá una prueba piloto de modo que empezará a comercializar vuelos con escalas, inicialmente sólo en el aeropuerto de Barcelona, y tras un período de prueba de unos meses decidirá si extiende esta opción al resto de aeropuertos donde opera o al menos a sus centros más importantes.

A priori puede no parecer un gran avance pero desde el punto de vista del pasajero consumidor podemos asegurar que sería importantísimo. Supondría la entrada definitiva del low cost en los vuelos con escalas, uno de los dos campos donde los operadores tradicionales aún mandan. El siguiente paso sería el “asalto” por las compañías de bajo coste de los vuelos de larga distancia…pero para eso probablemente aún falten unos años.

Sobre Patricia Romero

Viajera a tiempo completo. En mis ratos libres, escribo sobre el sector. Puedes seguirme en @cantechdev.

Mira también

iberia express

Iberia Express inaugura las rutas Asturias-Londres y Asturias-Madrid

Ayer domingo 24 de abril de 2016, Iberia Express inauguró su ruta directa de vuelos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *